in

Baño de luna, ¿cómo hacerlo y qué productos se necesitan?

El mercado de la belleza siempre está innovando cuando se trata de la depilación. Son novedades en depilación láser, varias ceras, cremas depilatorias, entre otras, siempre hay nuevas opciones.

Aún con todas estas innovaciones hay una técnica que nunca cambia que es el baño de luna, que no es nada más que un procedimiento de decoloración del vello corporal.

Está indicado para aquellos que no quieren realizar procedimientos de depilación, los cuales suelen ser dolorosos. Además, para aquellos a los que les gusta tener los pelos claros, ya sea para resaltar el bronceado o incluso por razones de preferencia estética puede ser una buena opción.

Vamos a entender un poco más sobre este procedimiento a seguir.

¿Qué es un baño de luna y para qué sirve?

El Baño de Luna es una técnica que consiste en aclarar el vello corporal, exfoliar e hidratar la piel, dejándola suave e hidratada. Se puede realizar con la intención de mejorar la apariencia de la piel o simplemente para decolorar el cabello.

También está indicado para eliminar las células muertas a través de la exfoliación, limpiando profundamente la piel. Muchas personas utilizan esta técnica antes de un bronceado, con el fin de hacerla más uniforme.

El baño de luna se puede hacer en casi todas las partes del cuerpo. Sin embargo, no se recomienda para la cara, los senos y la región íntima (porque contiene mucosas). Al tratarse de zonas sensibles, pueden presentar sensibilidad a los productos.

Para llevar a cabo el proceso de forma artesanal se utilizan: exfoliante corporal, hidratante, blanqueador y crema parafínica para proteger la piel.

¿Cómo hacer un baño de luna casero?

Es posible hacer el baño de luna en casa, pero para ello son necesarios algunos cuidados, para evitar riesgos para la salud y posibles daños en la piel.

Antes de aplicar el blanqueador, está indicado probar los productos en una parte de la piel, con el fin de identificar una posible sensibilidad a algún ingrediente del producto.

En caso de cualquier tipo de reacción, se recomienda interrumpir el uso, lavar bien el área con abundante agua y buscar un médico.

Para realizar el baño de luna, se necesitarán algunos productos:

  • Crema de parafina;
  • Polvo decolorante;
  • Agua oxigenada de 10 o 20 volúmenes;
  • Exfoliante corporal;
  • Hidratante corporal;
  • Guantes;
  • Cepillo o espátula;
  • Contenedor para mezclar los productos;

Pasó a paso

  1. Aplique la crema de parafina en la zona que desee decolorar, para proteger la piel y prevenir la picazón y el ardor;
  2. Mezclar el polvo blanqueador con el peróxido de hidrógeno en el recipiente con un cepillo o espátula, según las instrucciones del fabricante;
  3. Con el uso de un guante, aplicar y esparcir el producto en las zonas a decolorar;
  4. Dejar actuar de 5 a 10 minutos;
  5. Luego, lave la región con jabón neutro (preferiblemente líquido) y enjuague bien.
  6. Aplicar el exfoliante con masajes circulares en las zonas decoloradas;
  7. Enjuague bien;
  8. Finalmente, hidratar bien la piel para recuperar su frescura después del procedimiento realizado.

¿Se puede realizar el baño de luna durante el embarazo?

Sí, es posible hacer el baño de luna durante el embarazo, pero sólo después del final del tercer trimestre del embarazo.

Sin embargo, está totalmente contraindicado que el procedimiento se realice con productos a base de amoniaco. Esta sustancia puede ser absorbida por la piel y llegar al torrente sanguíneo, dañando así al feto.

Vale la pena recordar que antes de que la mujer embarazada realice cualquier tipo de procedimiento, es importante buscar la orientación de su obstetra.

Así como muchos médicos no recomiendan teñirse el cabello, tampoco recomiendan bañarse en la luna dependiendo de la foto y la historia de la mujer embarazada, incluso si se hace con productos sin amoníaco.

Recomendaciones y contraindicaciones

El Baño de Luna, aunque no es perjudicial para la salud, está contraindicado en algunos casos como: piel sensible, alergias, dermatitis, foliculitis o cambios en la piel como lesiones o granos.

La frecuencia recomendada del procedimiento es cada 30 días. Es importante respetar este intervalo para no sensibilizar la piel.

Además, es importante evitar tomar el sol durante y después del baño de luna, ya que esto puede causar manchas en la piel.

Reportar

curiojuega Contributor

Escrito por curiojuega

Story MakerImage MakerEmbed MakerContent AuthorVideo MakerYears Of Membership

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando...

0
Gimnasia facial, 6 ejercicios que ayudan a rejuvenecer su cara

Gimnasia facial, 6 ejercicios que ayudan a rejuvenecer su cara

Como detectar y bloquear intrusos en tu red WiFi

Como detectar y bloquear intrusos en tu red WiFi